visitas en Generaci?n C      
   












 
 

Lunes, 22 de diciembre de 2008
  Siguiendo a la ola  
     
 

Contestando a la pregunta ¿sería posible que volviera a implantarse un réginal dictatorial en Alemania?, la película propone un experimento que al menos dará que pensar.

La Ola

Dirección: Dennis Gansel
Reparto:
Jürgen Vogel
Jennifer Ulrich
Frederick Lau

Tal vez el mayor pecado de esta propuesta sea el formato juvenil, que ha empujado a muchos críticos a no valorar con mayor nota a esta atrevida película. La idea inicial es bien atractiva, un profesor obligado a impartir una clase sobre autocracia, idea una prueba para mostrar a sus alumnos los peligros sobre las dictaduras. Pero puede que al filme le pase como a la historia que cuenta, que a pesar del buen planteamiento, y las buenas intenciones iniciales de inculcar buenos principios, al final el desarrollo sea incontrolable.

El ritmo es bastante bueno a lo largo del metraje, y el espectador se siente enganchado a la historia tanto como los alumnos. Desde los más populares a los más débiles, se ven envueltos en un ensayo de lo que sería pertenecer a un grupo poderoso, sentirse respaldado y protegido por todos los integrantes de esa misma sociedad. Esa necesidad de sentirse integrado les lleva a excluir a aquellos que no actúan como ellos, y cuando todo se desborda es demasiado tarde para echarse atrás.

Siempre se agradece ver una película que, además de entretenida, te deja pensando. Por ello es más complicado tener que buscarle errores, y en este caso se le puede reprochar que la acción se desarrolle en poco menos de una semana, lo cual parece que todos los acontecimientos se aceleran excesivamente. Los alumnos integrantes de la clase resultan quizás demasiado estereotipados, pero claro, eso ayuda, a parte de buscar con quien te identificas, a demostrar quienes son más fáciles de caer en los encantos de sentirse integrado en un sistema.

Me ha parecido cuanto menos llamativo como se ha visto modificado el cartel español en comparación con el original alemán. No sólo se les añaden a los jovenzuelos unos brazaletes rojos, que en ningún momento de la película aparecen ni se les menciona, si no que bajo el símbolo de la ola se tapa una esvástica. ¿Es que se piensan que con esos elementos ira más gente a verla? Curioso viendo la escasa promoción que se ha hecho en España de una película de éxito en Alemania.


Enviar este artículo a un amigo
  Cine  
0 comentarios
Añadir un comentario
 
  Servicio cortesia de miarroba.com    Valid XHTML 1.0!    Valid CSS!   CSS - Tableless